Para ella que me enamoró con su sencillez.

Se que nacimos el uno para el otro, se que piensas lo mismo porque tuvimos una conexión que ya habíamos sentido anteriormente. Pero no recordamos donde fue eso… Cuando nuestras miradas se cruzaron lloramos de una nostalgia antigua, como si el mundo se hubiera detenido. Pero seguíamos sin comprenderlo pasó solo una semana de la primera mirada y sin decirnos ni una palabra sentía que te conocía sabia como sonreías y sabía como era el sonido de tu voz se que he visto esto antes… Pasó un mes y nos enamoramos, pero seguíamos sin hablarnos y me di cuenta que de nuevo nos equivocamos de vida aún no podíamos estar juntos por diferentes situaciones que estamos pasando pero te prometo que será en la siguiente vida donde podremos abrazarnos podremos hablarnos y por fin reconocerás mi rostro cuando nos volvamos a ver, porque recuerdo muy bien que en una ocasión te dije te amo y eso a pesar de tantas vidas no ha cambiado…

Amores no correspondidos

Quiero hablar sobre los amores no correspondidos esos amores que soñaste que te cambiarían la vida te iluminarían un poco las tinieblas que tienes y al final te rompe esa nube de ilusiones y caes duro contra el piso. Créanme que no es una sensación bonita no lo es y tu sigues con la ilusión, que solo son malas jugadas que cuando menos los esperes llegara la chica ideal para ti pero llega un momento donde dejas de creer en cosas así y te aburres de mala manera por siempre recibir tantas malas jugadas y amores no correspondidos ¿y yo me pregunto? Es que para los ojos de las mujeres los gordos son asquerosos y repugnantes

Monólogo Del Pájaro

Era 1934, cuando mi esposa me dejó.
Solo; La vida en la pradera era tan lúgubre,
Sin teléfono, sin radio .
Sólo un ave grande y majestuosa con quien compartía mi penar
Un día de desasosiego le dije:
“Pajarito, tú eres libre. Podrías elevarte a grandes alturas pero sigues aquí ¿Por qué?”
Y por lo visto mi cuestionamiento le afectó,
Porque esa misma tarde el pájaro se marchó; al igual que mi espíritu.

•Hojas de Otoño•

En las hojas de otoño,

En la lluvia de octubre,

Bajo la sombra de los pasos

Y el abismo del camino

Dentro de la tapia amarilla

El olor a fresas,

Dos casas continuas

Y una larga espera

Se encuentra el recuerdo

En el lado izquierdo

Donde yacen los labios,

Unas caricias, unas manos

Retomando el recuerdo

De los amantes escondidos,

Los amores imposibles

Y la llegada tarde del destino…

Jean Eliezer Polanco

•Me Siento Triste Y Vacío•

Quiero morirme y nunca despertar. Me siento solo algunas veces me encantaría tener a esa persona especial que siente a escucharme que comprenda mi situación, finjo estar contento y que todo en mi vida está bien, pero no es así algunas veces.

Mayormente el motivo por lo cual paro todo el tiempo y sin ánimos de nada y deprimido es por mi problema de obesidad y cuando me siento triste encuentro un pequeño refugio en la comida y por unos minutos me siento en paz cuando estoy comiendo.

No me gusta mucho molestar a los demás por eso pocas amistades mías saben mi situación y le doy las gracias a Dios, por haberme dado amigos leales que saben darme un consejo cuando la situación lo amerita por darme apoyo incondicionalmente.

Muchas personas de mi círculo social me han brindado la oportunidad que cambiarme por completo y quitarme esta mascara fea y horrible, que yo mismo me puse por siempre refugiarme en la comida con calorías en los refrescos en todo. Y yo por charlatán y perezoso no hago caso y sigo como estoy…

A veces quisiera dormirme y nunca abrir los ojos como todas las mañanas, pero si yo tomara esa decisión yo mismo nunca me lo perdonaría porque haría sufrir a los míos mi familia: Mi madre, mi padre, mi tía y mis tíos, mis amigos, mi hermano. Todos ellos sufrirían demasiado si yo mismo decido no volver a despertar. Por eso pienso salir adelante cambiar mi apariencia física y vivir como en verdad debo vivir feliz y seguir escribiendo con todo el amor del mundo como lo hice la primera vez que escribí mi primera poesía un día 7 de febrero de 2019…

Jean Eliezer Polanco…

•Amor De Mi Vida•

Dejaste una huella en mi corazón una huella que casi nadie había marcado y llegaste tú con tu sonrisa brillante y con tu ropa divertida y elegante en ocasiones, y me hiciste ver una luz que estaba al final de mis días grises y aburridos, por eso te quiero dar las gracias por hacerme ver que en el fondo yo no era tan feo y horrible como siempre me describía. Llegaste cuando yo negaba tener una relación por temor a que me vuelvan a lastimar como en otras ocasiones hacerme sentir como la persona menos atractiva de este mundo, aún recuerdo esa vez que te pregunte: ¿Por qué me elegiste a mí habiendo muchos mejores que yo? Y tu respondiste te elegí a ti porque tu vale más que esos idiotas tu vales más. Desde ese momento quería aferrarme a esa pequeña ilusión de llegar a tener una relación seria contigo pero yo te había tan hermosa, tan sofisticada, preparada y yo que podría darte cartas de amor y mensajes lindos de ¡buenos días!, y tu con una sonrisa en tu rostro me tomaste la mano y me dijiste: valdrá la pena intentarlo de eso estoy segura sólo toma mi mano… por eso te quiero dar las gracias muchas gracias, por mirarme con otros ojos y no verme como una bola de grasa horrible gracias… (Eres básicamente lo único que me hace levantar por las mañanas)

(Jean Eliezer Polanco)

Su Fragancia Huele A Miel Y Canela

Era una brisa fría de invierno el clima estaba nublado una nube gris azotaba los cielos yo estaba en mi cafetería favorita tomándome mi taza de café como todos los días, y te vi entrar luciendo tan sofisticada y hermosa. Estaba sentado a unos centímetros de la puerta y tu fragancia a miel y canela me impacto tan fuerte que perdí la noción del tiempo, rápidamente me levanté de mi asiento hipnotizado por tu encantador aroma que lo único que mi nariz quería era respirarlo todos los días. Me acerco a ti con timidez y te digo:
— Disculpa por molestarte pero no pude evitar oler el olor de tu fragancia que me dejo sin aliento, y quería saber si no te molesta que te invite un café que dices…
— Sí claro con mucho gusto aceptaría tu café.
— Está bien, vengo en unos minutos. ¿de que lo vas a querer?
— Un negro espumante por favor…
— Está bien…
Cuando me entregan los dos café comienzo a caminar dirigiéndome hacía ella, y no pude evitar mirarla a los ojos por unos segundos y sin saberlo me perdí en ellos. No se si era su sonrisa que me atrapa será su boca que me quita el aliento lo único que puedo decir es que esa hermosa mujer me desnudo el alma cuando la vi por primera vez…

(Jean Eliezer Polanco)

Lo Admito, No Me Quiere

Lo admito, no me quiere me enamoré de unos ojos que nunca miraron los míos lloré como nunca antes había llorado cuando me enteré por mis propios ojos que ella nunca sintió lo mismo por mí, que yo solamente era un entrenamiento para ella y si ya se que la vida sigue y que uno esta muy joven para sufrir por amor; pero dime como puedo dejar de pensar en ella como hago para no perderme en sus ojos y en su sonrisa que iluminaba todos mis días. A veces me pregunto porque pasa esto que hago mal, no estoy cumpliendo nada de lo que ella desea, pero es tiempo de cambiar la página y seguir adelante aunque me duela recordarla y verla con otro en el fondo me sentiré feliz porque sé que ella esta haciendo feliz con alguien mucho mejor que yo. Lo admito, no me quiere…
(Jean Polanco)

•Pensando En Ti•

Porque cuando pienso en tí lo que más extraño son esos ojazos verdes,

esos ojos que se fijan intrusivos y me dejan sin voluntad, arrastrándome hacia la dulce derrota.

Tengo la sensación de estar en un campo extenso de verdes prados,

Fantaseo, me veo cabalgando a una hermosa criatura mientras tú, dibujas mis entrañas con colores intensos,

colores que salen de tus ojos y se escurren por tu pecho enaltecido.

Porque cuando pienso en ti tiemblo,

me derrito a cachos e invoco a todos los santos para que me den tregua y te saquen por un instante de mi obstinada entrepierna.

Porque cuando te pienso floto,

me pierdo entre escenas lascivas, en ellas me deslizo sudorosa a través de tu figura,

me adentro en la firmeza de tu culo rosa, y la grandeza de tu miembro que me azota, dándome seco y sopa.

Creo que estoy a punto de empezar a comerme un yogur caducado…